Estás leyendo y tocaría pasar de página. Colocas tus dedos de tal manera que te permitan pinzar el papel y voltearlo, tal vez duela, puede que inclines el libro un  poco agitando las letras para que te resulte más fácil, o...